Metodología de Environmental DNA (eDNA) para monitoreo ambiental

El eDNA o ADN ambiental es una metodología basada en técnicas de biología molecular para rastrear material genético de seres vivos en lugares que deben ser monitoreados por presentar riesgos ambientales.

Beneficios

 

En la actualidad los monitoreos ambientales son caros, invasivos para los seres vivos evaluados y acotados, es decir, solo se pueden incluir pocas especies en un mismo estudio.    

Aplicar la metodología de eDNA: 

Permite ampliar el espectro de evaluación de especies en un mismo estudio.

Abarata costos y minimiza el impacto sobre las especies monitoreadas.

Contribuye a desarrollar programas de monitoreo de largo plazo para distintas especies.

Puede entregar información complementaria para entender de mejor manera hábitats, distribución de especies y relaciones ecosistémicas.

Si te interesa implementarlo

Los servicios prestados por Fraunhofer Chile se entregan de forma personalizada y según los requerimientos del cliente. En caso de que la prestación requiera de etapas de desarrollo y no un procedimiento estándar, se comunicará al cliente en las primeras reuniones donde se realice el diagnóstico.

1994

Chile ratificó el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB), y se comprometió a implementar acciones para la conservación y el uso sustentable de la biodiversidad.

2010

el CDB instó a los  países a actualizar sus Estrategias Nacionales de Biodiversidad de acuerdo al “Plan Estratégico para la Diversidad Biológica 2011-2020 y las Metas de Aichi”.

31.000

especies alberga Chile, entre plantas, animales, algas, hongos y bacterias, que se presentan en una gran diversidad de ecosistemas marinos, costeros, terrestres e insulares.

729

especies en Chile están amenazadas en categorías Vulnerable, En peligro o En peligro crítico. En total, hasta 2017 se había evaluado el estado de conservación de 1.111 especies, en el marco del Reglamento para la Clasificación de Especies Silvestres.