Proyecto fotovoltaico de Fraunhofer Chile busca solucionar golpes de sol en predios agrícolas

dic 05, 2019

• La iniciativa científica, liderada por el Centro de Tecnologías para la Energía Solar de Fraunhofer Chile, permitirá lograr un doble uso del suelo, entregando sombra con paneles PV a las siembras agrícolas, y a la vez, otorgando energía solar para la producción de pequeños y medianos agricultores.

“Oasis de Lampa” es una un empresa agrícola dedicada al cultivo de productos Gourmet para ensaladas, tales como hortalizas, hojas y brotes, solas o en finas mezclas. De propiedad del matrimonio conformado por Rosa Chaparro y Ricardo Roth, esta mediana empresa nació en el año 2006 en la comuna de Lampa. Con sus innovadores productos, hoy cuentan con más de 50 importantes clientes, entre ellos Líder, Jumbo, Tottus, Unimarc, entre otros.

Buscando disminuir sus costos de producción, mejorar la eficiencia energética, y proteger de mejor forma las siembras y cultivos en las cinco hectáreas que cuentan de terreno, esta empresa agrícola - con el apoyo del Centro de Tecnologías para la Energía Solar de Fraunhofer Chile (FCR CSET)  y DMC Consultores-, se adjudicó un proyecto financiado por CORFO a través del Concurso Súmate a Innovar, mediante el cual pretende integrar tecnologías solares fotovoltaicas (PV) en la agricultura como solución a golpes de sol mediante sombreamiento parcial con doble uso de suelo.

Previniendo el daño por golpes de sol

Según explicó Francys Bustos, Jefa de Aseguramiento de Calidad de Oasis de Lampa, “los cambios climáticos y fluctuaciones de temperaturas ambientales que se evidencian en los cambios de estación (primavera-verano) generan indudablemente modificaciones organolépticas e n variedades de lechugas que son propensas al “Bolting” (subida del cultivo, es decir generación de tallo floral y semillas). Además, se debe considerar que las temperaturas inadecuadas de crecimiento (Tº por sobre los 21ºC aceleran el deterioro de las hojas debido a la acumulación de látex amargo en su sistema vascular)”.

Añadió que la exposición a elevadas temperaturas está comúnmente asociado con el estrés hídrico. “La transpiración acentuada por altas temperaturas puede producir un marchitamiento temporal que puede llevar a la muerte de la planta. Al tener que consumir sus propias sustancias de reserva se puede llegar a la muerte por inanición.  Estas altas temperaturas producen alteraciones en las funciones fisiológicas.  La alta intensidad de la luz y el calor pueden incidir en la destrucción de la clorofila en las hojas. Las hojas de la parte soleada de la planta o aquellas que reciben una alta temperatura pueden exhibir muerte del tejido en sus bordes o en áreas grandes entre las venas. Estas condiciones predisponen al área dañada al ataque de hongos“, acotó la profesional.

Una doble solución

La Directora del Proyecto e investigadora del FCR CSET, Patricia Gese, explicó que “Oasis de Lampa buscar solucionar, de forma eficiente y armoniosa, los daños generados en cultivos por golpes del sol y reducir costos de energía. FCR-CSET propone para esto integrar paneles fotovoltaicos (PV) en la agricultura (Proyecto Agrivoltaic) como solución a requerimientos de sombra, considerando necesidad de sombra/luz de los cultivos ubicado bajo los paneles. Esto permitirá generar en el mismo terreno agrícola electricidad con energía solar, para autoconsumo y cuyo excedente, puede ser inyectado a la red eléctrica”.

En ese contexto, el proyecto permitirá evaluar el uso de PV en la producción agrícola en los terrenos de Oasis de Lampa, mediante el estudio de aspectos técnico-económicos para proteger los cultivos de golpes del sol, para disminuir pérdidas y producir electricidad aumentando la competitividad de la empresa. Además por parte del colaborador DMC se evaluarán aspectos legales y opciones de financiamiento. “En conjunto se desarrollan nuevos modelos de negocios, generando indicadores económicos que permite a Oasis de Lampa seleccionar una solución optimizada a su necesidades” acotó Gese.

A la fecha, el equipo del FCR CSET ya realizó una caracterización de los terrenos agrícolas y sus procesos incluyendo mediciones del consumo eléctrico que permite actualmente desarrollar diferentes escenarios tecno-económicos optimizados a las necesidades de la empresa con auspiciosas proyecciones respecto a las posibilidades de esta integración fotovoltaica y agrícola, demostrando que las ERNC permiten a las empresas aprovechar estas nuevas tecnologías en las distintas áreas del negocio.