Seminario internacional Salud apícola y agricultura sustentable

22.11.2018

Expertos latinoamericanos abordan los principales desafíos para cuidar la salud de las abejas en Colombia.

·       La iniciativa organizada por Fraunhofer Chile Research y la Cámara Procultivos de la ANDI, se desarrolló en el contexto del proyecto Salud Apícola 2020 LatAm correspondiente a Colombia, en el que 91 apicultores de la región del Cauca serán capacitados para incorporar mejores prácticas productivas y sanitarias.

·       Los expositores nacionales e internacionales coincidieron en la importancia que tiene el trabajo en llave de apicultores y agricultores para cuidar de la salud de las abejas, y así potenciar la productividad en apiarios y cultivos del país.

 

En el marco del Seminario Salud Apícola y Agricultura Sostenible el Instituto Fraunhofer Chile Research, con el apoyo de la Cámara Procultivos de la ANDI, presentó los resultados preliminares del monitoreo sobre salud apícola realizado este año en el departamento del Cauca.

 

El estudio, desarrollado en el marco de la iniciativa Salud Apícola 2020, demostró que existen oportunidades de mejora en la gestión sanitaria de las colmenas, puesto que el 83,5% de los apicultores encuestados no mide las tasas de infestación por ácaro Varroa destructor, aun cuando se detectaron infestaciones, en algunos casos superiores al 6%.

 

“Salud Apícola 2020 es una iniciativa de investigadores, organizaciones y apicultores que reconocen la importancia de las abejas para la producción de alimentos. Las abejas tienen un valor enorme para todos, apicultores y agricultores, y queremos comprender cuáles son las mejores alternativas para cuidar de su salud en Latinoamérica”, explica Marnix Doorn, Director del Proyecto y Gerente de Desarrollo de Negocios de Fraunhofer Chile Research.

Actualmente, el proyecto Salud Apícola 2020 está realizando estudios sobre salud de abejas en Chile, Colombia, Argentina y Costa Rica. Los resultados logrados en los dos primeros países muestran que existen diferentes factores que afectan la salud de las abejas y que es importante fortalecer la educación y tecnificación de los apicultores para potenciar la productividad de las colmenas. El estudio también demuestra que el trabajo articulado entre apicultores y agricultores puede mejorar los resultados productivos de ambas actividades.

 

Principales desafíos en Colombia

 

El proyecto consideró el levantamiento de aspectos relacionados con la salud en las colmenas de 91 apicultores (un apiario por participante) de la región del Cauca, quienes ahora se capacitarán para adquirir mejores prácticas de gestión sanitaria con la visión preventiva de una sola salud.

 

“Entre los principales desafíos para la apicultura de la región del Cauca, encontramos la necesidad de mejorar la gestión sanitaria del proceso productivo, con una mirada que abarque los diversos factores que condicionan la salud en las poblaciones de abejas”, destaca Mayda Verde, médico veterinario de la Universidad Agraria de la Habana e investigadora de Fraunhofer Chile Research.

 

“Con la información recolectada en los estudios de Salud Apícola 2020, se podrán analizar las perspectivas del sector apícola en nuestros países. Así podremos ofrecer capacitaciones a apicultores que permitan mejorar sus prácticas y fomenten el cuidado de la salud de sus colmenas. Además, nos abre la puerta para fortalecer el trabajo conjunto entre agricultores y apicultores de todo el país”, comentó Blanca Bonilla, ecóloga e investigadora de la Institución Universitaria Unicomfacauca.

Experiencia latinoamericana

 

Este encuentro marcó el inicio de una red de colaboración entre investigadores, apicultores y agricultores de Colombia y América Latina, con el propósito de compartir experiencias y generar nuevos conocimientos que permitan abordar la pérdida de salud apícola desde una perspectiva multifactorial.

 

En este contexto, María Helena Latorre, directora de la Cámara Procultivos de la ANDI, presentó la estrategia que desde esa Cámara realizan para integrar a los apicultores y agricultores. Se trata de jornadas de un día -realizadas en varias regiones de Colombia- en las que se evidencian las bondades de trabajar en llave.

 

"Es un gana-gana. Los agricultores aumentan su productividad y calidad en las cosechas gracias a la polinización, mientras que los apicultores reciben un ingreso adicional al prestar este servicio. Nuestra apuesta es que con agricultura y apicultura juntos tendremos seguridad alimentaria", señaló Latorre.

 

Ejes del programa Salud Apícola 2020 Colombia

 

“El cuidado de la salud de las abejas es una tarea importante y urgente. Sin embargo, se debe abordar desde diferentes disciplinas porque son muchos los factores que pueden afectar la salud de estos polinizadores. En el estudio hemos analizado factores como la gestión apícola, la fuerza de la colmena, las enfermedades existentes y las malas prácticas en el uso de agroquímicos”, añadió Marnix Doorn.

El Programa Salud Apícola 2020 Colombia forma parte de una iniciativa latinoamericana que apunta a conocer y reconocer el origen multifactorial de la pérdida de salud en la apicultura. Toma en cuenta la formación del capital humano para mejorar las prácticas en toda la cadena productiva, conciliando los intereses productivos y ambientales.

 

Sus objetivos específicos son:

-          Establecer una red de colaboración entre investigadores, apicultores y agricultores de Colombia y América Latina, con el propósito de compartir experiencias, integrar instituciones y generar nuevos conocimientos en torno a la apicultura.

-          Desarrollar un programa de trabajo en Colombia, Chile, Costa Rica y Argentina, para determinar factores que influyen en la salud y productividad de las poblaciones de abejas melíferas.

-          Contribuir sobre bases científicas a la prevención y control de las enfermedades que afectan a la especie, en sistemas productivos modernos e intensivos para aumentar la competitividad de este sector agropecuario.

-          Proponer estrategias para mejorar la sostenibilidad de la apicultura a través de: monitoreo, capacitación y desarrollo de redes.