Fraunhofer presentó sus proyectos de investigación aplicada a la agricultura del futuro

10.6.2019

Los expertos de las distintas líneas de investigación presentaron sus proyectos en los ámbitos de salud apícola, polinización, energía solar para el agro, utilización de residuos agrícolas para la producción de biomasa y biogás, valorización de residuos del maíz y trigo, y desarrollo de productos de alto valor a partir de mieles y propóleo.

Los principales actores de la industria agrícola de Chile se reunieron el pasado 5 y 6 de junio en la 6° Conferencia RedAgrícola Santiago, para informarse sobre las últimas tecnologías para la agricultura. Fraunhofer Chile Research colaboró como socio científico de este encuentro, aportando sus conocimientos a través de una charla en el plenario inaugural, un seminario de innovación, dos mesas de conversación sobre polinización en huertos comerciales y oportunidades de la energía solar en la agroindustria y la presencia permanente de sus investigadores en un stand.

“Chile es una potencia alimentaria mundial y para seguir siendo competitiva en esta nueva era, la industria debe aprovechar las oportunidades que se abren a partir de la intersección entre la tecnología y la biología. El aumento en el conocimiento de las biociencias se aplica cada día en los campos de la nutrición, energía y digitalización, creando una plataforma de innovaciones esenciales para el futuro de la agricultura chilena”, afirmó Marnix Doorn, Gerente de Desarrollo de Negocios de Fraunhofer Chile, durante la inauguración de la Conferencia.

El director de RedAgrícola, Patricio Trebilcock, destacó la necesidad de potenciar aún más la ciencia aplicada a la agricultura. “Estamos muy satisfechos con la alianza que hemos desarrollado con Fraunhofer Chile, ya que creemos que sus proyectos pueden ayudar a resolver los problemas de esta industria. Las empresas necesitan relacionarse más con los centros de investigación y desarrollo, por lo que creemos que esta instancia ha sido muy relevante para que puedan conocerse e interactuar”.

Polinización para aumentar la productividad

En el marco de la conferencia, la tarde del 5 de junio se llevó a cabo el seminario Agricultura del Futuro: Intersección entre Biología y Tecnología, organizado por el área Agro, Alimentos e Ingredientes de Fraunhofer Chile.

En la ocasión, los investigadores de este centro de excelencia en investigación aplicada mostraron sus proyectos más destacados.

Sharon Rodríguez, encargada del área de Agricultura, se refirió a la importancia de la biodiversidad como motor para la producción agrícola competitiva, mostrando cómo Chile tiene un rendimiento por hectárea muy debilitado en diversos cultivos frente a otros países. “En Chile tenemos más de 450 especies de abejas nativas y en los resultados preliminares de nuestras investigaciones hemos encontrado que estas son unas polinizadoras aún más eficientes que Apis mellifera”, afirmó.

Para atraer a estas abejas polinizadoras, su equipo trabaja en dos proyectos donde se están incorporando bordes de flores introducidas y nativas.  “La presencia de bordes florales asociados a huertos podría aumentar un 58% la ganancia neta de los cultivos, al complementar los servicios ecosistémicos de polinización y control biológico, según muestran análisis teóricos”, destacó la investigadora.

La presencia de estos bordes, además, atrae insectos parasitoides, que actúan haciendo un control biológico de plagas, lo que permitiría disminuir el uso de plaguicidas.

Energía sustentable para la agricultura

Existen diversas alternativas para diversificar la matriz energética del agro utilizando combustibles carbono neutrales y amigables con el medioambiente. Carolina Pizarro, líder de proyectos de Biosustentabilidad Industrial de Fraunhofer Chile, mostró algunos ejemplos de la utilización de desechos orgánicos, tanto vegetales como de ganado, que tienen un alto potencial para generar energía.

“Una de las posibilidades es recolectar residuos de la industria acuícola para producir biogás. Esta es una muestra concreta de las ventajas de la economía circular, que también es posible de implementar en la agroindustria”, destacó. En el área agrícola, indicó, también se puede dar valor agregado a residuos como las cáscaras de nuez, usándolos para fabricar pellets. 

Ingredientes de alto valor

A partir de productos y residuos agrícolas es posible obtener ingredientes que puedan emplearse en las industrias de alimentos, nutracéuticos y cosméticos. Franko Restovic, director del área  Agro, Alimentos e Ingredientes de Fraunhofer Chile, mostró algunos ejemplos del trabajo que se está realizando en este ámbito.

“Estamos participando en una investigación que busca obtener lípidos, fibras y nanocelulosa desde residuos de maíz y trigo. Además, a partir de mieles y propóleo estamos desarrollando productos de alto valor para el tratamiento de heridas y aplicaciones en cosméticos y nutracéuticos. Todo ello nos permite aportar a la diversificación de la oferta de la agroindustria”, mencionó.

Tecnología y transformación biológica

Matías Miño, líder de Producción Row Crops e Implementación de Tecnología para Campos de Bayer, presentó FieldView, herramienta desarrollada por Bayer, que permite recabar y aprovechar los datos que se recolectan en el campo, para sacarles el máximo provecho y mejorar la gestión agrícola.

Marnix Doorn afirmó que todas estas iniciativas se enmarcan en la necesidad de lograr una transformación biológica, que nos permita cuidar la biodiversidad de nuestros ecosistemas y alcanzar un desarrollo sustentable.