Fraunhofer Chile presenta sus proyectos más emblemáticos

8.8.2019

Pilar Parada, gerente general de Fraunhofer Chile, entregó al vicepresidente de Corfo, Pablo Terrazas, una publicación sobre sus casi 10 años aplicando ciencia en áreas estratégicas para Chile, como acuicultura, alimentación y agricultura sustentable.

Una tecnología que permitiría reducir las más de 40 mil toneladas anuales de desechos que la industria acuícola deposita en lagos y mar, un programa de monitoreo y capacitación de apicultores que protege a las abejas de los principales riesgos sanitarios que las afectan y la formulación de ingredientes inteligentes para elaborar alimentos más saludables y con menos aditivos artificiales, son algunas de las innovaciones que los investigadores de Fraunhofer Chile Research han desarrollado desde la instalación de este centro en 2010.

 

Esta es la primera de las instituciones establecidas en el país a través del Programa de Atracción de Centros de Excelencia Internacional de Corfo, que en la actualidad cuenta con centros provenientes de Alemania, España, Estados Unidos y Francia. Estos abordan sectores estratégicos para Chile, como la Tecnologías de Información y Comunicación (TIC), Minería, Alimentos, Biotecnología y Energía.

 

El jueves 8 de agosto, en un evento encabezado por el recién nombrado Vicepresidente Ejecutivo de Corfo, Pablo Terrazas y al que asistirán representantes de reparticiones públicas, el mundo académico y de centros de investigación, la gerente general de Fraunhofer Chile, Pilar Parada, entregará la publicación “Fraunhofer Chile: 10 años de ciencia aplicada”.

 

Esta incluye una selección de proyectos realizados por su Centro de Biotecnología de Sistemas, el que se ha orientado a resolver necesidades de la industria en áreas claves para el país, como agricultura, alimentos, acuicultura y sustentabilidad industrial.

 

“En los últimos cinco años una cantidad creciente de empresas a nivel mundial están incorporando a sus evaluaciones de inversión la sustentabilidad, entendida como beneficios medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG), además de los económicos. Incorporando ciencia aplicada a su gestión, Fraunhofer Chile está ayudando a diversos actores del sector productivo nacional a lograr ese impacto”, destaca Pilar Parada.

 

Algunos de los proyectos destacados del centro de investigación son:

 

Nanotecnología en la copa

Remover compuestos que entregan colores o sabores no deseados a los vinos durante su producción es uno de los grandes desafíos para la industria vitivinícola. Fraunhofer Chile y la Universidad de Talca desarrollaron un nanopolímero (PANI) que mejora y optimiza la clarificación de vinos blancos y tintos, superando en varios parámetros al producto estándar actualmente en uso. La tecnología está en proceso de licenciamiento a un grupo de inversionistas y se ha probado a nivel industrial en una importante viña en Argentina.

 

Solución para una salmonicultura limpia

La salmonicultura genera anualmente en Chile cerca de 40 mil toneladas de desechos sólidos que sedimentan en lagos y mar. Implementando un cono colector en las balsas jaulas, Envirotek, la spin-off de Fraunhofer Chile y Novatech, previene el daño ambiental que generan fecas y alimento no consumido, capturándolos y extrayéndolos antes de que sedimenten. Pruebas en un centro de smoltificación en un lago del sur de Chile permitieron capturar alrededor de 70% de los residuos orgánicos generados.

 

Un nuevo paso en la cicatrización de heridas La lenta cicatrización de las heridas y los costos económicos y en calidad de vida asociados a su tratamiento, son los desafíos que investigadores de la Universidad de Talca y Fraunhofer Chile enfrentaron con la formulación de Nanoderm, un cicatrizante a base de un nanopolímero. En ensayos en animales, éste superó en forma significativa el tiempo de cierre de heridas en comparación con el actual gold standard en cremas cicatrizantes. Actualmente la patente está en trámite, lo que abre la oportunidad de licenciarla a algún laboratorio farmacéutico.

 

Gestión y prevención para abejas más saludables El proyecto Salud Apícola 2020 trabaja para mejorar la salud de las abejas melíferas y su productividad en Chile, Colombia, Argentina y Costa Rica. Contempla el monitoreo de colmenas para identificar factores de riesgo sanitario y capacitación en buenas prácticas a apicultores de cada localidad monitoreada, para enseñarles a prevenirlos. Apicultores capacitados en Chile y Colombia ya están observando más vigor y menos mortalidad en sus abejas al poner en práctica las estrategias. Uno de ellos, en Lampa, llegó incluso a aumentar en 10 veces su producción de miel con igual número de colmenas. (www.saludapicola2020.com<http://www.saludapicola2020.com>)

 

 Biodiversidad que da buenos frutos

Conservar el paisaje nativo y establecer coloridas franjas de flores en los bordes de huertos frutales permite atraer a ellos abejas nativas e insectos que son enemigos naturales de las plagas. Esto favorece la polinización y el control biológico en los predios, generando mayor productividad. Resultados preliminares en huertos de palta indican que las abejas nativas contribuyen al 80% de la producción. Atraerlas permitiría a los productores ahorrar en arriendo de colmenas para polinización y reducir el uso de plaguicidas y herbicidas químicos.

 

Descarga “Fraunhofer Chile: 10 años de ciencia aplicada” en https://bit.ly/2M3CGSF