En Chile y Alemania Fraunhofer avanza en un sensor rápido para detectar el coronavirus

jun 23, 2020

BioPat promete convertirse en un test específico y de fácil manejo, especialmente útil en lugares alejados o para el seguimiento al interior de empresas.

El dispositivo en el que trabajan investigadores de Fraunhofer Chile ayuda a detectar virus que causan síntomas poco específicos y fáciles de confundir, como los del COVID-19.
© FCR CSB
El dispositivo en el que trabajan investigadores de Fraunhofer Chile ayuda a detectar virus que causan síntomas poco específicos y fáciles de confundir, como los del COVID-19.

La rápida propagación del coronavirus ha llevado a investigadores en todo el mundo a enfocarse en el desarrollo de un arsenal de herramientas para acelerar su diagnóstico y control.

Sumándose a esta carrera, un equipo de investigadores chilenos y alemanes dio un rápido giro al proyecto BioPat, un test diagnóstico de tipo Point-of-Care (POC) en el que trabajaban para detectar en terreno los principales virus que atacan cultivos como vides y papas.

Hoy, todos sus esfuerzos se han reorientado a adaptar esta tecnología a la detección del virus SARS-CoV-2, de manera de ofrecer una herramienta adicional para identificar casos sospechosos, testear pacientes y hacer vigilancia epidemiológica.

En su desarrollo trabajan investigadores del Centro de Biotecnología de Sistemas de Fraunhofer Chile Research (FCR-CSB) y de los institutos Fraunhofer de Biología Molecular y Ecología Aplicada (IME) y de Microsistemas y Tecnologías de Estado Sólido (EMFT), en Alemania.

De fácil manejo, el uso del biosensor no requerirá conocimientos especializados.  

“Este dispositivo muestra ventajas frente a las tecnologías que se usan actualmente para detectar SARS-CoV-2. A diferencia del PCR convencional, nuestra tecnología BioPat entrega resultados en alrededor de 2 horas, y con 100 veces más sensibilidad, lo que nos permitiría usarlo con muestras de saliva, sangre u otras una vez estandarizado”,  destaca Derie Fuentes, doctor en Microbiología y coordinador del proyecto en Fraunhofer Chile CSB.

Otra diferencia es que los sistemas que se basan en anticuerpos solo detectan la infección tiempo después de que el cuadro infeccioso se desarrolló, mientras que BioPat podrá detectar la presencia del virus antes de la aparición de signos clínicos. 

Por otra parte, BioPat usa la tecnología de LAMP (Loop-mediated isothermal amplification), que está acoplada a detección electroquímica a través de chips desarrollados en Alemania. Entre sus ventajas, esto no requiere de un equipamiento sofisticado y muestra niveles de especificidad y sensibilidad mayores a la técnica colorimétrica.

Adaptación y validación

Actualmente se trabaja en la adaptación de BioPat a los requerimientos del COVID-19, para comenzar posteriormente a validar los resultados del test en comparación con el mejor estándar actual, que sigue siendo la PCR.

“Todo esto se realizará en coordinación con los organismos reguladores, para asegurar que, una vez validado, pueda estar disponible en nuestro sistema de salud. Cabe destacar que nuestra institución liberará el cobro de regalías por este desarrollo, para facilitar su implementación en el control de la pandemia”, indica Pilar Parada, gerenta general de Fraunhofer Chile.

Derie Fuentes, agrega que BioPat podría convertirse en una promisoria herramienta para detectar el SARS-CoV-2 de manera oportuna, especialmente en lugares alejados y sin fácil acceso a laboratorios, así como también en casos en que se requieren controles reiterados, masivos y de rápida resolución, como al interior de empresas de todos los sectores productivos.

 

© Diario Financiero