Trayectoria

La Fundación Fraunhofer Chile Research se estableció en 2010 para promover el intercambio científico entre Chile y Alemania. Con ello comenzó su primer proyecto: el Centro de Biotecnología de Sistemas (Fraunhofer-CSB), en estrecha colaboración con el Instituto Fraunhofer de Biología Molecular y Ecología Aplicada (IME) en Aquisgrán (Alemania). Este fue el primer centro de excelencia internacional en I+D que se estableció en Chile con el apoyo de Corfo, la agencia de desarrollo económico del Ministerio de Economía, del Gobierno de Chile.

Este Centro cuenta con 8 líneas de investigación: agricultura, acuicultura y acuicultura sustentable, biocómputo y genética aplicada, biomedicina, nanobiotecnología, nanomedicina, recursos renovables y péptidos terapéuticos.

En estos años se han obtenido más de 80 contratos con diferentes compañías, con las que se trabaja en conjunto en el desarrollo de nuevos productos y servicios, en sus respectivas áreas de negocio. Se han ganado más de 53 concursos públicos y se ha establecido colaboración con 26 universidades locales, tres de ellas como colaboradores estratégicos.

También se cuenta con 11 tecnologías bajo propiedad intelectual, representadas en 30 solicitudes de patentes en diferentes países, 3 de las cuales ya se han obtenido.

En 2013, Fraunhofer Chile Research se adjudicó un segundo centro de excelencia internacional en I+D: el Centro de Tecnologías para Energía Solar (Fraunhofer-CSET).

Este Centro, cuyo financiamiento proviene del Ministerio de Energía y es administrado por Corfo, comenzó a operar en 2014 con el propósito de contribuir al desarrollo de una economía solar en Chile.

Fraunhofer-CSET cuenta con 3 líneas de investigación: generación de electricidad solar, calor solar para procesos, tratamiento de aguas solar. Además desarrolla proyectos y trabaja estrechamente con el Gobierno y el sector de la energía solar, para proveer investigación aplicada y soluciones innovadoras a este sector industrial de importancia estratégica.

Fraunhofer Chile Research es un próspero actor en el sistema de la innovación en Chile, que está trabajando en conjunto con socios industriales, académicos, del gobierno regional y nacional, para causar un real impacto a través de la investigación aplicada. El desafío es contribuir al desarrollo de la industria local, a través de las plataformas tecnológicas y conocimientos de los 66 institutos de Fraunhofer en Alemania.